La versión Wine 3.0 le permite ejecutar aplicaciones de Windows en Linux de manera más efectiva