Cómo garantizar la máxima compatibilidad de Linux antes de comprar un nuevo hardware